martes, 15 de julio de 2014

DALE, PEGATE


Dale, bájale los pantalones, y pégate, hasta correrte sin dejarlo descansar ni un solo segundo, que sienta que se esta tragando un miembro. Por más piedad, no lo sacaras hasta estar conforme.


La leche puede correr, pero tus ansias y ganas no. Continuo dándome fogueo hasta ya no tener fuerzas.  Grita todo lo que quieras, igual no pienso zafarme de ti, disfrútalo.